viernes, 13 de marzo de 2015

6 tips para decirle adiós al chupete


Los cambios siempre cuestan y seamos grandes o chicos el apego y la costumbre pueden más que la mejor de las intenciones de dejar viejas rutinas. Pasa y lee mis mejores tips para que dejar el chupete sea natural y sin traumas.



Si estás en pleno proceso no te pierdas este post, y si tu peque usa chupete guárdalo para tu futuro próximo! jejeje...


Hace semanas en el post ¿Con chupete o sin el? les expuse lo bueno y lo malo de que los niños lo utilicen, y la mayoría de desventajas aparecían cuando se abusaba y se prolonga su uso en el tiempo. Si quieres saber hasta que edad lo recomiendo y más datos, chequea ese primer post ;)

Entonces, les dije que les daría mis mejores técnicas para lograr quitarlo cuando hayamos sacado de él todo lo bueno :)

Aquí mis 6 tips:


1. Aprovecha las situaciones. Y me refiero a todas esas situaciones donde el peque, sin querer (o queriendo) nos da un verdadero motivo para ir alejándolo poquito a poco del chupete.

Por ejemplo, tuve un casito de un bebé de 2 años muuuy dependiente al chupete y que ya se estaba interponiendo en su desarrollo pues por tener la boca ocupada, no hablaba. La madre siempre estuvo muy pendiente de su pequeñito y asistía al cole a que la aconsejáramos. Sin embargo, también existía un factor grande: la sobreprotección (en este caso por una razón muy comprensible)...

En fin, que en ese entonces le dimos estos mismos tips para hacerlo poco a poco..la cosa es que un día nos cuenta que el peque cogió la caja donde guardaba sus chupetes y la tiró por la ventana del edificio.....soy la única que ve el momento y situación perfecta para al menos tantear cómo se lo toma? Los tiró él, no luce preocupado, se está riendo de "su gracia", y vas a salir corriendo a la primera farmacia a comprar un chupete para dárselo??? ---> aquí es cuando sale el puñito de ERROOOOR del comercial de TV jajajaja <----

Por eso, si por ejemplo lo tira al suelo y se ensucia, aprovecha para ver cómo reacciona estando un tiempito sin él (sin ser malas eh? sin abusar, pero tampoco salir apuradas a resolver el asunto).

Con esta estrategia no quitamos el chupete, para eso hay que usarla junto a las demás, pero si nos permite tantear los tiempos, la ansiedad que genera y el nivel de apego. Obviamente, si ves que la ansiedad es muy grande actúa rápido y pon en práctica el resto de tips antes de volver a intentarlo, la idea aquí es que nadie sufra :).

2. Si está distraído y se le olvida, porfa, porfa, porfíiiisima....¡¡No se lo recuerdes!!

Creo que este punto no necesita mayores explicaciones...pero es que a veces el sub-consciente nos delata y soltamos un " oye, no tienes tu chupete!" y claro, recordará su necesidad de chupete y pum! mil pasos atrás en el plan adiós chupete jeje.

3. Espera a que lo pida.

No son sólo los peques los que tienen la costumbre, nosotros también...cuando vamos a acostarlos cogemos casi sin darnos cuenta el biberón y el chupete para dárselo nada más acabe su bibe (o el cuento, o la rutina que tengan para dormir).

Entonces, lo mejor cuando ya quieres ir retirándolo es esperar..si te lo pide, se lo das (para dormir) y si por alguna razón (la que sea) no te lo pide, ni lo menciones! que también conozco quien se lo da antes de dormirse quiera o no con la excusa de que si no luego de noche se despertará llorando por él...y yo me pregunto, dónde tiene esa gente la maquinita del futuro que yo quiero una? jejeje. El hecho de que eso haya sucedido una vez no implica que se repita, el proceso de maduración puede que nos de alguna sorpresa ;)

4. Apóyate en un cuento. Hay un cuento que me gusta mucho: "Adiós, querido chupete" donde su personaje principal se da cuenta que ya no necesita su chupete y busca quién puede necesitarlo para dárselo, hasta que decide que se lo dará a su osito de peluche, para que así pueda estar cerca de él siempre :)

 Pincha aquí para verlo en La Casa del Libro
 Pincha aquí para verlo en La Casa del Libro

Y he dejado para el final las más importantes...


5. Ten paciencia. Las soluciones drásticas no me gustan, implican violencia de algún tipo (si, porque querer ir más rápido que la capacidad de adaptación de un niño es violentarlo) así que poquito a poco, como diría un fisio ante una lesión"estira hasta donde se sienta bien, si duele, para!" no hay que sufrir ni llorar para aprender NADA :) así que despacito y buena letra ;)

6. Respeta los tiempo de tu peque. Si bien puedes ser tu quien tome la decisión de que ha llegado el momento de dejar el chupete por su salud y bienestar, hazlo siempre respetando sus tiempos, sus sentimientos y necesidades :)

Haz estas 6 cosas disciplinadamente y verás como le dicen adiós al chupete sin problemas! ;)

4 comentarios:

  1. ¿A qué edad es recomendable quitárselo? Vikingo solo lo lleva para dormir y cuando está cansadito o después de una pataleta. Un besazo y gracias por los consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapis! Pues yo recomiendo que a partir del año comencemos poco a poco a probar estas estrategias e ir tanteando como va el desapego. Y me tomaría el primer año completo, es decir, me pondría como limite los 2 añitos (sin olvidar que cada caso es diferente claro :) )
      Además, si lo usa solo para lo que me cuentas no debería interferir en la adquisición del lenguaje ;) es el uso perfecto!!
      Un besote para ti y Vikingo!

      Eliminar
  2. Hola, dejo por aquí una alternativa por si puede ayudar a alguien. Es un cuento en el que se dice adiós al chupete a través de valores como la empatía, la superación al apego... http://loscuentosdepanapa.blogspot.com.es/2015/01/el-hada-de-los-chupes.html ¡Suerte!

    ResponderEliminar

¡Me encantan los comentarios! Dudas, sugerencias y todo lo que quieras escribir es bienvenido aquí :) Gracias!